Noticias | Fiscalía acusa a adolescente que mató accidentalmente a su padrastro por defender a su madre

Fiscalía acusa a adolescente que mató accidentalmente a su padrastro por defender a su madre

Onda Local y Voces en Libertad

Juzgados de Rivas / Imagen referencial
Juzgados de Rivas / Imagen referencial

Foto: Sitio Web / El Nuevo Diario

Las autoridades judiciales consideran que la joven cometió el delito de parricidio, una acusación que despierta controversias en Rivas donde ocurrieron los hechos.

La madrugada del 24 de octubre del 2021 cambió la vida de una adolescente de 14 años originaria de la ciudad de Rivas, al sur del país. Al ver que su padrastro agredía a su madre, trató de intervenir en su defensa propinándole una cuchillada en la pierna. La herida tocó una arteria principal y el hombre murió poco después.

La noticia estremeció a todo el país y puso en evidencia el sufrimiento de niñas, niños y adolescentes frente a la violencia intrafamiliar.

Lo más sorprendente de este caso llegó el 20 de enero pasado, cuando en horas de la mañana, en el Complejo Judicial de Rivas fue presentada por el Fiscal Auxiliar Luis Alexander Alegría, en el juzgado Distrito Penal de Adolescentes de Rivas la acusación contra la menor de edad por el delito de parricidio.

Según el relato de testigos y personas involucradas, ese 24 de octubre del 2021, Juan Adolfo Vega de 41 años llegó a su casa de habitación  en completo estado de ebriedad agrediendo física y verbalmente a la madre de la adolescente, lo que generó la reacción de la menor de tomar un cuchillo e insertarlo en la pierna izquierda del hombre, exactamente en la vena femoral. Vega fue trasladado al Hospital Gaspar García Laviana, falleciendo  en el trayecto.

De víctima a acusada

La audiencia está programada para este próximo primero de febrero en horas de la mañana en las instalaciones del Complejo Judicial de la ciudad de Rivas.

"De ser procesada la adolescente, se tendrá que demostrar en dicho juicio, o proceso, las razones y ver si actuó en legítima defensa", comentó un abogado que solicitó omitir nombre por temor a represalias.

El Código de la Niñez y la Adolescencia en el artículo 95 detalla que “la Justicia Penal Especial del Adolescente se aplicará a los Adolescentes que tuvieren 13 años cumplidos y que sean menores de 18 años al momento de la comisión de un hecho tipificado como delito o falta en el Código Penal o leyes penales especiales”. 

Cuando se dieron los hechos en octubre del año pasado, este medio buscó la valoración de dos especialistas en psicología para conocer el proceso emocional que podría estar viviendo la adolescente después de experimentar tan dramática experiencia.

“En términos psicológicos lo que ella hizo al tomar el cuchillo se llama acción reactiva. El cerebro funciona única y exclusivamente en términos de sobrevivencia” explicó en ese entonces Lorna Norori, especialista en violencia de género y niñez. La especialista cree que nunca fue intención de la niña quitar la vida a su padrastro y que su acción probablemente solo pretendía “detener el ataque”.

Para la experta, es muy probable que esta adolescente también haya sufrido violencia doméstica por parte del hombre que se suponía debía brindarle amor y protección y que los hechos trágicos fueron el desenlace de un proceso de acumulación de frustración y dolor.

La también psicóloga Yelena Molina, considera que si este caso no se atiende considerando los factores complejos y emocionales propios de una mente adolescente, la situación podría desencadenar en efectos muy negativos.

 “De no darle el debido seguimiento, en algún momento depresivo esta niña podría atentar contra su vida, pues los sentimientos de culpa van a aparecer”, comentó la especialista.

Y es que asimilar el hecho de quitarle la vida a un ser humano no es sencillo, indicaron las especialistas, que explican que sobre todo bajo estas circunstancias la persona puede “entrar en estado de shock”. En el caso de la adolescente muy seguramente tuvo una enorme confusión emocional, mucho miedo y angustia, indican las especialistas.

"Ésto las marcó de por vida porque tanto la niña como la mamá, y la familia en general, se vieron afectadas psicológicamente”, declara la psicóloga Yelena Molina, que además cree que ambas “deben ser atendidas y apoyadas por años para poder superar este hecho”.

Respaldo de vecinos y comunidad

Los vecinos de la adolescente y la población en general, respaldan a la menor debido a que consideran que fue en defensa propia por tratar de salvar a su madre quien en un inicio se inculpó por la muerte de Vega. 

"Todos nos encontrábamos dormidos porqué eso pasó en la madrugada, al amanecer fue cuando todo mundo se dio cuenta de lo sucedido. Me dio muchísima lástima la niña porqué ella no lo hizo con la intención de matar al papá,  pero tengo entendido que ambas sufrían de maltrato", expresó un vecino que habita cerca del lugar donde se dio la tragedia.

En San Jorge, Rivas, está la calle de Las Mercedes, donde ocurrió el lamentable suceso hace tres meses, aquí una adolescente le quitó la vida a su padre de crianza, por defender a su mamá de las agresiones físicas y verbales.

“La niña se metió a defender a su mamá y no creo que haya sido la primera vez que agredía a la señora. Fue una reacción que cualquier hijo hubiese tenido al ver que a su madre la están estrangulando, gritando, agrediendo e incluso amenazándola con un arma blanca”, detalló José María Rivera, un señor de la tercera edad, habitante del barrio.

"La adolescente  debería estar siendo atendida por todo el daño psicológico  y físico que debió haber sufrido durante varios años y en cambio la están procesando por defenderse y defender a su madre que pudo ser víctima de femicidio, la justicia de este país está cada vez peor", alegó doña Maria Esther Morales, habitante del municipio de San Jorge.

La situación ha despertado todo un debate en redes sociales. La mayoría de personas cuestionan la decisión de las autoridades de seguir un proceso judicial en este caso.