Noticias | Exministro de la presidencia de Honduras se refugia en Nicaragua para escapar de la justicia de su país

Exministro de la presidencia de Honduras se refugia en Nicaragua para escapar de la justicia de su país

Siul

Foto: Facebook / Ebal Díaz

Ebal Díaz, el exministro de la presidencia de Honduras durante el gobierno de Juan Orlando Hernández  ha sido visto paseándose en Nicaragua “como Pedro por su casa” según una publicación del diario hondureño La Tribuna.

De acuerdo al diario catracho, Díaz fue visto inscribiéndose en un gimnasio ubicado en Galerías Santo Domingo en Managua, donde hondureños que estaban en el lugar le habrían gritado “ladrón”. En otra fotografía publicada por el medio hondureño, Díaz aparece vacacionando en una playa del departamento de León.

El medio de comunicación del vecino país, también informa que el exfuncionario hondureño prófugo de la justicia, había comprado una vivienda en Nicaragua, donde residirá junto a su familia.

Ebal Díaz exministro de la presidencia de Honduras durante el gobierno de Juan Orlando Hernández está en Nicaragua. Fotografías: Diario La Tribuna

“El poder detrás del trono”

Según denunciaron diferentes medios hondureños en su momento, Díaz habría buscado refugio en Nicaragua para huir de la justicia de su país, el 15 de febrero pasado, un día después de la captura del expresidente Juan Orlando Hernández, requerido por la justicia estadounidense por cargos vinculados al narcotráfico.

De acuerdo a las publicaciones, Díaz, un abogado de 48 años, considerado “el poder detrás del trono” era el rostro más visible del gobierno hondureño después de Hernández.

El exfuncionario es acusado por el Consejo Nacional Anticorrupción de Honduras, de apropiarse de más de 69 millones de lempiras, (cerca de 3 millones de dólares), que debieron ser destinados para favorecer a personas afectadas por los huracanes Eta e Iota en 2020.

Díaz habría salido de Honduras hacia Nicaragua por vía terrestre, usando la frontera de Las Manos, así lo constataron los medios hondureños con las autoridades de aduana del puesto fronterizo.