Noticias | Petro manda como embajador en Nicaragua a político acusado de tráfico de drogas

Petro manda como embajador en Nicaragua a político acusado de tráfico de drogas

Caio

El nuevo embajador de Colombia en Nicaragua tiene una causa pendiente por tráfico de drogas. La Dictadura aceptó al nuevo embajador de Colombia en Nicaragua, León Fredy Muñoz Lopera, quien agradeció al dictador Daniel Ortega por hacerle sentir como en casa. Este embajador fue nombrado por Gustavo Petro, actual presidente de Colombia que llegó al cargo este año. 

***

Muñoz Lopera tiene una causa judicial pendiente en Colombia por tráfico de drogas. De acuerdo con medios de comunicación locales de Colombia, el embajador colombiano en Managua, fue acusado en 2018 por el delito de tráfico de drogas al encontrarle cocaína en el aeropuerto José María Córdova, en Medellín. 

En ese mismo año, tomó posesión como representante de la Cámara de Antioquía, por lo que su caso quedó estancado. En enero de 2020, la policía encontró en el maletín que portaba Muñoz Lopera el día de su captura, 200 gramos extras de cocaína, afirma una nota periodística de El Tiempo de Colombia. 

Por ese motivo la Corte Suprema de Justicia de Colombia acusó formalmente a Muñoz Lopera de tráfico de drogas. El reporte de El Tiempo señala que la Corte Suprema de Justicia de Colombia puede continuar con el caso a pesar que Muñoz Lopera se encuentra como embajador en Managua. 

Por su parte, Muñoz Lopera afirma que la droga que le fue encontrada fue puesta en su maleta y que todo el caso es un montaje de rivales políticos. 

Presentado con lenguaje pomposo 

En la edición de La Gaceta del martes 18 de octubre, Muñoz es presentado con un lenguaje pomposo. “Reconocer al excelentísimo señor León Fredy Muñoz Lopera, en el cargo de embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República de Colombia”...”Ordenar a las autoridades civiles y militares, guardar y hacer guardar las prerrogativas e inmunidades que a su jerarquía corresponden”. 

Los medios de propaganda de la dictadura destacaron el nombramiento del nuevo embajador colombiano.  Denis Moncada, el canciller de la dictadura, lo recibió en Cancillería el 14 de octubre. 

En este encuentro Muñoz aseguró que  “una de las nuevas líneas de trabajo de su Gobierno es fortalecer las relaciones diplomáticas con países hermanos como Cuba, Venezuela y Nicaragua, con quienes ya se ha venido trabajando en función de la unidad”.

El diplomático incluso agradeció al dictador y la vicedirectora por hacerle sentir como en casa. 

Ambigüedad del Gobierno de Petro

 El 15 de agosto la representación de Colombia se ausentó en la sesión extraordinaria del consejo permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) En dicha sesión la OEA condenó a la dictadura por la persecución a la iglesia católica, los y las periodistas independientes y las organizaciones no gubernamentales. 

Días después el Cancellier de Colombia Alvaro Leiva, a través de un comunicado justificó esta acción como una estrategia que forma parte de un plan “humanitario de envergadura”. 

En febrero de 2022, la dictadura expulsó a Alfredo Rangel, exembajador de Colombia en Nicaragua. Rangel era parte del gobierno del expresidente Ivan Duque. Muñoz es el embajador del gobierno de Gustavo Petro, al que se le señala de tener afinidad con las seudodemocracias de Cuba, Venezuela y Nicaragua. 

A pesar de eso, Petro ha condenado la situación de los derechos humanos en Nicaragua y ha pedido la liberación de las personas presas políticas. 

Por su parte, Ortega ha llamado a Colombia "narcoestado" en varias ocasiones, principalmente durante la administración de Ivan Duque.  En el marco del 37 período de sesiones de la Conferencia Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, en marzo de 2022, el dictador catalogo a Colombia como un narcoestado. Al dictador le molestó que Colombia votara en contra de que Nicaragua ocupara la vicepresidencia de la conferencia regional.