Noticias | Defensor de derechos humanos recurrirá por inconstitucionalidad decretos que condicionan solicitudes de refugio en Costa Rica

Defensor de derechos humanos recurrirá por inconstitucionalidad decretos que condicionan solicitudes de refugio en Costa Rica

Onda Local

Jhoswel Antonio Martínez del Observatorio de Derechos Humanos de la Asociación Nicaragüense por un Futuro Mejor, aseguró que recurrirá por inconstitucionalidad los decretos firmados por el presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, que establecen nuevas condiciones a las que soliciten refugio en Costa Rica. Entra estas, que no recibirán automáticamente el permiso laboral ni podrán viajar a un tercer país.

Quisiera recordar que hay principios y derechos que no pueden ser condicionados, como lo es el Derecho a la Protección Internacional bajo las figuras de Asilo o Refugio, señala Martínez. Agrega que, el comunicado publicado por la Dirección General de Migración y Extranjería de Costa Rica prende las alarmas de las personas que trabajan  por los Derechos Humanos y de la misma comunidad migrante que busca refugio.

Jhoswell refiere que el comunicado establece cuatro aspectos fundamentales. El primero es el condicionamiento del trámite de permiso laboral para las personas refugiadas. Para Martínez, es posible que esto sea parte de una estrategia del Gobierno para regular la ¨migración económica¨ de la que tanto se quejó Chaves hace unos días, sin embargo, la medida tiende a vulnerar más a las personas refugiadas, porque podría llevarlas a la pobreza o bien al desempleo total.

Martínez sostiene que el trámite de solicitud de permiso laboral para personas solicitantes de refugio, antes de esta resolución, ya era engorroso, pero ahora será peor, ni siquiera señala los requisitos a seguir para hacerlo por primera vez. “Las personas antes tenían que esperar entre 6 a 9 meses para poder obtener este permiso, pero ahora, se desconoce el tiempo y podría afectar gravemente a quienes de por sí, ya están en desamparo”, asegura.

El defensor de derechos humanos agrega que aun teniendo el permiso laboral cuesta obtener un empleo, y será peor sin este. “Esto de estar obligado a inscribirse a la Caja Costarricense de Seguro Social, como condición para renovar el permiso, es algo que puede vulnerar el acceso a este documento a muchas personas, y llevarlos aún más a la pobreza, ya que en el caso de las personas que obtuvieron su primer documento laboral y no pudieron conseguir trabajo, están en el desempleo y, por tanto, imposibilitados de cotizar ante la CCSS”.  

Agrega como segundo elemento que el condicionamiento de la solicitud de refugio vulnera el derecho a la protección internacional. “No es posible que sea condicionado el derecho de solicitud de protección internacional, eso vulneraría este Derecho Humano”.  

El tercer aspecto, menciona Martínez, es la privación de salida del país a personas solicitantes de refugio, y que su incumplimiento, devengaría en la negación del refugio y archivo definitivo del expediente. En la práctica, añade, negaría el derecho a poder explicar ante las autoridades del Tribunal Administrativo Migratorio por qué la persona solicita refugio, el derecho a la defensa y el derecho a la movilidad. “Esta condición, sin embargo, puede ser puesta para aquellas personas que viajan irregularmente a otros países, sin embargo, hay muchas personas que requieren viajar a otros países por cuestiones de trabajos parciales (de corto tiempo), por activismo, por denuncias internacionales (en el caso de las víctimas de violaciones a Derechos Humanos) y bien, por aquellos que requieran salir por cualquier motivo necesario y justificado, como la entrega de premios, reportes periodísticos y otros. Vulneraría también el derecho a la libre movilidad, este derecho, en caso de aplicar la regulación, debería de garantizarse a través de permisos especiales, otorgados bajo un estudio de cada caso, sino, sería violatorio a Derechos Humanos”.

Para Martínez el anuncio de una nueva categoría migratoria para las personas de Cuba, Nicaragua y Venezuela es un aspecto positivo, porque si bien es cierto que el presidente de Costa Rica no quiere migrantes económicos, no dejará en el desamparo a las personas que tienen trámites de solicitud de refugio y no se verían beneficiadas de esta categoría.