A cinco años de 2018 “el dolor sigue siendo el mismo”

Ricardo Borge

A cinco años de la masacre perpetrada por el régimen de Daniel Ortega en la llamada “Marcha de las Madres”, el grupo de “Amigos de la Asociación Madres de Abril” en Costa Rica conmemoró este 29 de mayo a los ciudadanos nicaragüenses asesinados el 30 de mayo de 2018.

El cantautor nicaragüense, Mario Ruíz, exiliado en Costa Rica de manera nostálgica ofreció unas palabras a los presentes y expresó que “a cinco años del levantamiento cívico nicaragüense seguimos reclamando justicia, las madres no se rinden, el pueblo de Nicaragua exige justicia”.

Las madres y familiares de las víctimas continúan exigiendo justicia desde el exilio y realizaron el llamado a la comunidad internacional y a los distintos sectores de la oposición nicaragüense para unir fuerzas contra la dictadura. Tal es el caso de Teresa Díaz, tía de Carlos Manuel Díaz quien fue asesinado en Masaya el 30 de mayo, según sus familiares, por grupos armados que se encontraban en las cercanías de la estación policial de esta ciudad; pidió a los organismos internacionales “que ayuden porque a cinco años no podemos ni ir a Nicaragua a ver las tumbas de nuestros seres queridos”.

Por su parte Azucena López, madre de Erick Jiménez López, también víctima de las balas de la represión gubernamental instó a las madres nicaragüenses a no olvidar nunca y que “se pongan en oración y vistan de luto, porque Nicaragua está de Luto”.

En el acto estuvieron presentes madres y familiares de las víctimas, además de invitados como los expresidentes de Costa Rica Luis Guillermo Solís, Laura Chinchilla y Miguel Ángel Rodríguez, así mismo la embajadora de la Organización de Estados Americanos (OEA) Milagro Martínez y Suzanne Fischel de la Fundación Arias.

El expresidente Solís señaló a Ortega y Murillo como “los únicos que han ejercido la violencia contra su propio pueblo, por lo que hay que persistir y es fundamental no olvidar”. De igual forma la embajadora de la OEA, se solidarizó con las madres de abril y afirmó que “continuaremos reclamando verdad y justicia, liberación de los presos políticos que aún están recluidos”

Según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) el 30 de mayo de 2018 al menos 16 personas perdieron la vida a manos de la policía y grupos paramilitares al servicio de Ortega, contabilizando a tres muertos en Chinandega, uno en Masaya, cuatro en Estelí y ocho en Managua, que se sumaron a las más de 325 víctimas mortales de la represión en Nicaragua.

 

Noticias | A cinco años de 2018 “el dolor sigue siendo el mismo”