Kenet Urbina, creador y restaurador de arte sacro en Granada

 None

Mediante la página de Facebook “Arte UrbSanti”, Kenet Urbina da a conocer su trabajo. • Foto: Onda Local / Cortesía

Desde hace más de 2 años, Kenet Francisco Urbina Alemán originario de Granada, se dedica a la escultura y restauración de imágenes religiosas. Con su trabajo se ha ganado el corazón de cientos de personas que admiran su arte en yeso,  madera y barro. En la actualidad este joven de 21 años, tiene su propio taller que le permite generar recursos económicos para apoyar a su familia. 

“Yo cuando estaba en la escuela en vez de hacer figuritas, intentaba recrear imágenes religiosas, por ejemplo me fijaba en la imagen de Jesús Nazareno”, recuerda Urbina.

Agrega que a los 9 años logró crear por primera vez una imagen de la Virgen Purísima con barro. Según Urbina, su abuela siempre mencionaba que en el patio de la casa, el suelo era “barroso”, entonces él entendió que se refería al barro para hacer artesanías que son muy comunes en la ciudad de Masaya.

“Mi primera imagen fue una Conchita (Virgen de la Purísima), tenía 9 años, esa la hice porque no tenía para comprarme una imagen y tomé barro del patio de mi casa. La imagen se la llevé a mostrar a mi papá pero en el camino a una señora le gustó y recuerdo que se la vendí en 70 córdobas”, cuenta Urbina. 

Un escultor de imágenes joven y  autodidacta

Desde entonces, la vida de Urbina cambió de rumbo y supo que su arte era la imaginería. “Me dedico a la imaginería religiosa desde hace aproximadamente dos años; soy escultor imaginero autodidacta”, destaca.

Urbina expone que “inició” a trabajar sin un propósito y sin imaginar que se convertiría en un joven tan reconocido por su trabajo artístico. Reconoce que el principal obstáculo que se le ha presentado en este camino es su corta edad.

Revela que muchos clientes han llegado a su taller en busca de un escultor experimentado, un artesano con más de 30 años de vida, y cuando él un joven delgado, pelo corto, amigable y sencillo se presenta muchas personas desconfían de sus capacidades.

“Cuando ven a un joven se sorprenden y  muchas veces desconfían, pero la calidad de trabajo que entregó tanto en las esculturas como en la restauraciones aclara el panorama de mi talento”, señala orgulloso.

Dentro de 5 años, Urbina se visualiza como “un escultor que maneje el realismo en las imágenes”, que es su sueño de todos los días. Asegura que ha aprendido “con muchos errores” y ha mejorado más de lo esperado. “Este camino es largo, estoy empezando”, confía. 

Fuerte demanda de restauración a imágenes de la Purísima

Urbina narra que a lo largo de estos dos años de trabajo, ha recibido más encargos de restauración de la Virgen de la Purísima que de cualquier otra imagen. Asegura que esto se debe a que Nicaragua es un pueblo “mariano por excelencia” y que en cada hogar hay una imagen de la Virgen María, es por ello que siempre prefieren restaurarla que cambiarla por una nueva.

Añade que sus principales clientes son de Boaco, León, Masaya y Matagalpa, y que en Granada solo tiene un cliente a quien identifica como un coleccionista de imágenes religiosas.“Como dice la biblia, nadie es profeta en su propia tierra. (…) Tengo un Jesús Nazareno en Guatemala, lo hice y se lo llevaron hasta allá”, agrega.

Detalla que el costo de una restauración varía y oscila entre los 20 dólares y 70 dólares.“Depende si son imágenes antiguas o no. En esto es carísimo la pintura, los óleos, y el oro se tiene que mandar a pedir hasta Guatemala”, finaliza.

Noticias | Kenet Urbina, creador y restaurador de arte sacro en Granada