Noticias | FSLN se apodera del 100% de las alcaldías, abstencionismo fue del 82.6 % según Urnas Abiertas

FSLN se apodera del 100% de las alcaldías, abstencionismo fue del 82.6 % según Urnas Abiertas

Ulises

Los esfuerzos por movilizar votantes incluyeron el uso de recursos del Estado, en algunos casos incluso las personas fueron trasladadas en camiones para basura.
Los esfuerzos por movilizar votantes incluyeron el uso de recursos del Estado, en algunos casos incluso las personas fueron trasladadas en camiones para basura.

Foto: Cortesía / Urnas Abiertas

En un proceso electoral poco visible, con poca concurrencia de votantes, y con la pérdida total de credibilidad, el régimen Ortega Murillo consumó su propósito de hacerse con el control de las alcaldías de los 153 municipios del país, así lo indican los resultados provisionales publicados por el Consejo Supremo Electoral (CSE).

Ninguna de las agrupaciones políticas colaboracionistas fueron premiadas por el régimen, de acuerdo a los datos preliminares del Poder Electoral sandinista.

Sin embargo, solo el 17.33% de los votantes habría acudido a ejercer el sufragio, según el observatorio ciudadano Urnas Abiertas.  De acuerdo al CSE, 3.7millones de nicaragüenses estaban habilitados para votar.

“Urnas Abiertas, a través de la red ciudadana desplegada, observó la participación ciudadana en 366 Centros de Votación, lo que nos permitió concluir que, con un 95% de nivel de confianza y un margen de error del 5%, la participación de este año fue de un 17.33% y el nivel de abstencionismo ascendió a un 82.67%”, dice el reporte del observatorio.

El Poder Electoral no se ha referido a los índices de participación

Urnas Abiertas también denunció que el proceso transcurrió bajo un absoluto control territorial, dado que tanto trabajadores públicos, personas opositoras y ciudadanía en general “fue vigilada por el oficialismo cuadra a cuadra, ya sea para obligarlos a votar o para asediarlos y evitar cualquier expresión de resistencia”. 

El régimen nuevamente dispuso de los recursos del Estado para movilizar a los votantes hacia los centros de votación. Así lo informó Urnas Abiertas: “se observaron en distintos puntos del país, el uso de los recursos públicos del Estado para movilizar a votantes, sobre todo a los centros de votación que se encontraban vacíos”.

De acuerdo al observatorio se recibieron denuncias del uso de recursos públicos de al menos 19 instituciones.  En algunos municipios la gente fue trasladada incluso en los camiones de la basura.

El reporte de Urnas Abiertas refiere también que “en el transcurso de la tarde, los operarios del régimen Ortega y Murillo redoblaron esfuerzos e intensificaron la presión sobre trabajadores del Estado que no se habían citado a las urnas, mediante mensajes en WhatsApp y redes sociales les amenazaron con despido, les insistían preguntando si habían ido a votar y les recordaban que los estaban esperando”, sin embargo ni siquiera con toda la presión sobre los trabajadores del Estado, no se logró ver movilización masiva en los centros de votación.

Las votaciones municipales se desarrollaron sin la participación de la oposición, sin ninguna garantía de transparencia y en un contexto en el que la autonomía municipal ha sido totalmente desmantelada.

Te podría interesar