Noticias | Régimen instauró estado de terror en Nicaragua

Régimen instauró estado de terror en Nicaragua

Elen

Foto: CENIDH

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) publicó este viernes 20 de enero su informe anual 2022, sobre la grave situación de derechos humanos en Nicaragua. En donde reportan el incremento de la represión ejercida por el régimen Ortega Murillo y la instauración de un estado de terror permanente.

El informe aborda la situación de las personas presas políticas, las violaciones a la libertad de expresión y prensa. Documenta también las violaciones a la libertad de asociación y la violación a la libertad religiosa, que en este 2022 se incrementó en contra de líderes religiosos.

Sobre la situación de las personas presas políticas el CENIDH denunció en su reporte las torturas, tratos crueles e inhumanos que sufrieron las y los presos políticos, y que se extendió a sus familiares.

“La grave situación de las personas presas políticas fue permanente en 2022, desde CENIDH se valora que solamente fue la continuidad de la tortura, que además se extendió a los familiares, pues la vigilancia en las viviendas es permanente, los policías les siguen a todos lados y tampoco han permitido que las presas y presos reciban la atención médica que necesitan para mejorar sus condiciones de vida” señaló en el documento.

Entre los puntos relevantes que abordan en el informe esta la persecución contra periodistas independientes, lo cual afirman se agravó en este 2022 y lo catalogan como un “atropello a la libertad de prensa y expresión”.

“Otro atropello a la libertad de prensa y expresión (de mayo a inicios de agosto) fue el cierre de medios de comunicación católicos, situación que también se enmarca en un contexto de permanente persecución contra la iglesia y sus clérigos que incluso fueron criminalizados y judicializados por delitos comunes” puntualiza la organización.

En el documento el CENIDH considera el cierre de más de 3018 oenegés, como un crimen. “No solo significa la violación del derecho de asociación, sino que trastoca el plano individual, afectando a las personas beneficiarias de los programas” explica.

En este reporte la organización de derechos humanos también se refirió a la grave situación que sufren las mujeres a causa de la violencia machista, la cual según el organismo incrementó en el 2022 a causa de “la inexistencia de un Estado de Derecho y la desatención de un régimen que está concentrado en reprimir”.

Concluyen incentivando a la sociedad (campesinas y campesinos, estudiantes, mujeres, pueblos indígenas, periodistas, defensoras y defensores de derechos humanos) a que fortalezcan esfuerzos, impulsando acciones que permitan profundizar el compromiso con la gente y Nicaragua, pero resaltan que esto es posible con “el acompañamiento firme y decidido de los sistemas y organizaciones internacionales de derechos humanos y el deber de protección de los estados democráticos del mundo”.