Noticias | Hay que empezar a tomar en serio los rayos

Hay que empezar a tomar en serio los rayos

Caio

Hay que tomar en cuenta que los rayos caen en lugares altos, como son antenas o pararrayos de edificios.
Hay que tomar en cuenta que los rayos caen en lugares altos, como son antenas o pararrayos de edificios.

Foto: Pixabay

Los rayos son una de las causas de muertes, como fenómeno natural, de las que menos se habla. De hecho, se subestima su peligro como una amenaza seria a nuestra vida.

***

En lo que va de la temporada de invierno, ni una persona ha fallecido a causa del impacto de un rayo. Sin embargo, según estimaciones del Centro Humboldt, el promedio anual de muertes provocadas por los rayos es de 10 personas.

Estadísticas oficiales sobre las muertes que provocan estos fenómenos, no existen en Nicaragua. Solo hay registros periodísticos. Y de acuerdo a estos registros, en 2021, tres personas murieron por el impacto de un rayo.

En julio de 2021 dos personas murieron por impacto de un rayo, un niño de 11 años en Puerto Cabeza, en la Costa Caribe Norte y un joven de 22 años en una comunidad de Mulukukú, también del Caribe Norte. 

El 22 de agosto de 2021 falleció por el impacto de un rayo Axel Álvarez Hernández de 19 años en Puerto Morazán, Chinandega.

La meteoróloga de Costa Rica, Irina Katchan, afirma que un rayo es un fenómeno poderoso y que no debe subestimarse su amenaza.  “El rayo es peligroso, tiene una descarga de miles de voltios y si te impacta es fulminante”.

Tener conocimiento sobre los rayos es muy importante, asegura la experta, y así mismo, recomienda que debe existir un registro oficial sobre las muertes ocasionadas por los rayos.

“Es un fenómeno realmente destructivo”, expresa. Los más expuestos a los rayos son los trabajadores del campo. Pero, se ha visto, que nadie está a salvo de uno, ni siquiera en la ciudad.

El 19 de mayo de 2021, durante una fuerte lluvia con tormenta eléctrica sobre Managua, un rayo cayó sobre un bus de transporte colectivo. El rayo provocó un agujero en el bus, pero no provocó lesionados.

Es posible saber cuando una tormenta eléctrica se acerca, explica Katchan, el trueno es el anuncio de que se acerca. Recomienda que en cuanto más cerca se escuchen, más de prisa se debe buscar refugio.

De acuerdo con el Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, la mayoría de las víctimas de los rayos son niños y adultos jóvenes entre 15 y 34 años que trabajan afuera o participan regularmente en actividades recreativas al aire libre.

Según los CDC, la posibilidad de que te caiga un rayo es de 1 en 500,000, pero, esa posibilidad se acorta si estás expuesto en campo abierto, trabajando, o practicando algún deporte, incluso, haciendo un quehacer en el patio de tu casa.

Hay que tomar en cuenta que los rayos caen en lugares altos, como son antenas o pararrayos de edificios. No obstante, no hay que confiarse de eso.

Muchos creen que los celulares te vuelven vulnerable a los rayos porque los atraen, pero no hay ningún estudio que lo compruebe. Según los CDC, este y otros dispositivos son seguros. Aunque no recomiendan la manipulación de computadoras o cables telefónicos.

No recomiendan bañarse, sobre todo si el baño está a la intemperie. Manténgase alejado de las puertas y ventanas, porque los rayos crean corrientes eléctricas en la superficie de la tierra que pueden ser mortales, aún a más de 100 pies (unos 30 metros) de donde caen”, indican los CDC.

Esta institución afirma que los lugares más seguros para protegerse de los rayos son las casas de paredes, centros comerciales y vehículos con ventanas elevadas. Y no son seguros, porches de casas, casetas metálicas, autos descapotados y motos.

Definitivamente, quedarse debajo de un árbol, no es un lugar seguro, más bien te expone más, aseguran los CDC.