Noticias | Monseñor Álvarez desde su encierro: “El mal es ruidoso, hace mucha bulla”

Monseñor Álvarez desde su encierro: “El mal es ruidoso, hace mucha bulla”

Ulises

Al cumplirse el octavo día bajo secuestro policial, monseñor Rolando Álvarez, reapareció la mañana de este jueves 11 de agosto, oficiando la eucaristía desde su encierro en la Curia Arzobispal de Matagalpa.

El líder religioso, durante su celebración transmitida por redes sociales, afirmó que su vida y la de quienes le acompañan “están en manos del Señor” y agregó que sus corazones están llenos de amor, de perdón y de la misericordia de Dios, y “por eso estamos en paz”.

Durante su homilía Álvarez expresó que “El mal es ruidoso, hace mucha bulla, el mal dentro de su naturaleza demoníaca, siempre trata de confundir haciendo pensar que es el que vence y que es mayor que el bien, pero es una tentación de Satanás para desesperarnos”.

Desde el pasado 6 de agosto, al cumplirse 4 días de encierro, Álvarez no se había pronunciado y sus condiciones y la de sus acompañantes era desconocida. Sin embargo el jerarca católico ha confirmado que todos los secuestrados se encuentran bien de salud.

La abogada Martha Patricia Molina, defensora de los derechos humanos y quien se identifica como ferviente católica, dijo, sobre la reaparición de Álvarez que el religioso “nuevamente nos da otra lección”, Molina refirió que “Monseñor Rolando José está más fortalecido que nunca. El secuestro, asedio y arbitrariedades por parte del régimen sandinista, lo está aprovechando para vivirlo como un retiro en oración”.  La jurista agregó que Álvarez “nos enseña que el odio se combate con amor y que el mal nunca será ni eterno ni más poderoso que el bien”.

Molina recientemente publicó un informe titulado, “Nicaragua: ¿una iglesia perseguida? (2018-2022)”, en el que recopila 190 ataques orquestados por el régimen Ortega Murillo contra la Iglesia Católica.

Otro sacerdote encerrado

El sacerdote Aníbal Manzanares de la parroquia San José ubicada en el municipio de Terrabona, también en Matagalpa, denunció este miércoles 10, que la Policía orteguista le prohibió salir de su parroquia.

Manzanares, a través de un audio difundido ese miércoles en redes sociales envió un mensaje a su feligresía anunciando la retención de la que también está siendo objeto: “Mis buenos amigos y hermanos, solamente notificarles que la Policía esta mañana me ha notificado que no tengo permiso para salir, no puedo salir a las calles, a procesiones, a actividades fuera del templo parroquial, así que creo que me están vigilando”.

El asedio, las amenazas y persecución contra la iglesia católica y sus líderes, por parte del a dictadura, principalmente en el departamento de Matagalpa ha subido de tono en las últimas semanas. El primero de agosto el régimen mandó a cerrar 8 radioemisoras pertenecientes a la Diócesis de este departamento y desde el 4 de agosto, tropas de antimotines mantienen sitiada la Curia Arzobispal de Matagalpa.

Padre Edwing Román: “la dictadura caerá”

El sacerdote Edwing Román desde su exilio en Miami manifestó ayer durante una entrevista con el medio católico Aleteia, que la persecución debe ser “un tiempo privilegiado para orar con más insistencia, fortalecer más la fe y sufrir con el que sufre”.

El religioso aseguró que conoce a monseñor Álvarez  desde antes que entrara al seminario. “Ya era un perseguido por los sandinistas en los años 80 por coordinar grupos juveniles católicos a nivel nacional”.

Román calificó a Álvarez como “un verdadero pastor que conoce a sus ovejas. Y las ovejas le conocen” y agregó que ante la situación de secuestro de la que es victima  “vive serenamente, con alegría cristiana, sin odio, orando y ayunando por el pueblo de Dios y por quienes levantan contra él falsos testimonios”.

Román concluyó diciendo a Aleteia que “La dictadura caerá. Eterno es Dios”.

CENIDH: “Represión sin límites”  

Luego de la aparición de Álvarez, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), emitió un comunicado en el que afirma que “después de varios días de zozobra pudimos ver hoy a Monseñor Rolando Álvarez celebrando la eucaristía”, el comunicado refiere que la coherencia y firmeza del mensaje de Álvarez “nos ha conmovido y motivado a seguir luchando por Nicaragua”.

El documento divulgado por el CENIDH indica que “se ha constatado que la represión ejercida por el régimen Ortega Murillo en estos 8 días no ha tenido límites:  han negado la entrada de alimentos, han impedido el ingreso de la encargada de la cocina, han sembrado el terror, espiando la curia con drones, obstaculizando el paso de peatones por la zona, militarizando la ciudad, intimidando con la llegada de altos mandos policiales”.

El comunicado también destaca las citatorias que la policía está haciendo a personas opositoras en la ciudad de Matagalpa, además de la presencia del comisionado Ramón Avellán, quien se pasea por las calles de Matagalpa “generando zozobra” entre la población. “Todas estas acciones represivas evidencian la intención del régimen de seguir violando los derechos humanos de los secuestrados, mantenerlos aislados, matarlos de hambre y silenciar al pueblo Matagalpa” advierte el pronunciamiento del CENIDH.

Te podría interesar