Noticias | Inician las arribadas masivas de tortugas marinas en el sur de Nicaragua

Inician las arribadas masivas de tortugas marinas en el sur de Nicaragua

Caio

Una foto del atardecer en la reserva La Flor y las tortugas paslamas llegando a desovar
Una foto del atardecer en la reserva La Flor y las tortugas paslamas llegando a desovar

Foto: Marena

Este 18 de agosto el Marena informó sobre la primera llegada en masa de tortugas marinas a la playa La Flor, en Rivas. Sin embargo, un comunitario de la zona aseguró a Onda Local que el sábado 20 de agosto, turistas extranjeros y nacionales abarrotaron la Reserva, pero no acataron las orientaciones para ver a las tortugas y formaron un desorden.

***

Las tortugas paslamas, la única especie que anida de forma masiva, ya empezó a llegar en grandes grupos a la costa del refugio de vida silvestre La Flor, ubicado en el municipio de San Juan del Sur, en Rivas.

Desde el 18 de agosto inició la primera arribada masiva de tortugas marinas a esta Reserva natural, informó el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena).

Según el Marena, entre el 18 y 19 de agosto se registraron 5,892 anidaciones de tortugas paslamas. Al 20 de agosto, la institución ya contabilizaba más de ocho mil tortugas que habían desovado.

La Flor es una de las dos playas junto con Chacocente, en donde se puede observar el fenómeno de las arribadas masivas de tortugas marinas. La temporada de arribadas se extiende de julio a enero.

En el mundo hay siete especies de tortugas marinas. En Nicaragua hay registro de anidación de la paslama, la tortuga tora (la más grande del planeta) y la tortuga carey. En el Caribe, la tortuga verde hace sus nidos en la costa.

La ciencia no ha logrado explicar por qué las tortugas paslamas escogen a La Flor y Chacocente, en Carazo, para desovar masivamente.

Turistas provocan desorden

Con el anuncio del inicio de las primeras arribadas, gran cantidad de personas llegaron a la reserva La Flor el pasado fin de semana.

Un comunitario de la zona aseguró a Onda Local que el sábado 20 de agosto, turistas extranjeros y nacionales abarrotaron la Reserva, pero no acataron las orientaciones para ver a las tortugas y formaron un desorden.

“Era un descontrol total de la gente que no respeta los reglamentos para poder ver las tortugas”, afirma un comunitario de la zona que se dedica a ser guía turístico.

Relata que había como 50 personas alrededor de una tortuga y con luces de celulares apuntando a la cara, un acto que no está indicado ya que las tortugas se desorientan o se estresan.

Estas personas son turistas nacionales y extranjeros. “El problema es que no toman un guía turístico y eso debería de regular el Marena (que administra la Reserva) pero no lo hace. Las personas llegan, pagan su entrada y bajan a la costa, sin ningún guía o supervisor”.

El comunitario señala que la Reserva carece de personal que guíe y vigile los actos de los turistas. “No hay quien dé orientaciones a los turistas que llegan”, afirma.

El guía comunitario señala que lo más recomendable es que los turistas que lleguen paguen un guía para observar la arribada de forma correcta.

Aún faltan más arribadas. De acuerdo con el calendario de posibles arribadas que elabora la organización Fauna y Flora Internacional, del 31 de agosto al 6 de septiembre posiblemente ocurra otra arribada. Posteriormente, podría haber dos arribadas en cada uno de los meses que faltan para finalizar el año.

El guía comunitario pide al Marena colocar más personal para controlar que las visitantesque asistan como turistas cumplan con las reglas establecidas.

Demanda de turismo

Marlon Solís de la touroperadora TSO Travel, del municipio de San Juan del Sur, asegura que aún no han aumentado la demanda de tours hacia La Flor.

Afirma que el 90% de las personas que compran estos tours son extranjeros, ya que los nacionales prefieren irse por su cuenta. Espera que este año mejore la demanda, ya que desde el 2018 y con la pandemia en 2020, los turistas desaparecieron.

“Los mejores años para los tours de avistamiento de arribadas de tortugas fueron 2016 y 2017. Desde la pandemia hasta la fecha no he hecho tours”.

Aunque, uno de los obstáculos principales es que el camino hacia La Flor no está en buenas condiciones afirma Solís, producto de las lluvias que provocó la tormenta tropical Bonnie a inicio de julio.

“Los pases de ríos sin puente son muy malos, y los vehículos pueden dañarse”, afirma el empresario.

El paquete para los tours de avistamientos de arribadas cuesta 20 dólares, asegura Solís. Otros negocios de turismo están ofreciendo paquetes para ver el fenómeno de las arribadas por medio de las redes sociales.

Hay que pagar admisión en la Reserva La Flor, para niños nacionales el costo es de 50 córdobas y adultos nacionales es de 100. Para la niñez extranjera el costo es de 100 córdobas y para adultos es de 200.

En América hay ocho playas en donde las tortugas paslamas llegan masivamente a depositar sus huevos, y en todo el mundo hay menos de 15. Por eso expertos señalan la importancia de preservar La Flor y Chacocente.

Esto no solo se hace a través del control de los saqueadores de nidos, la principal amenaza de las tortugas marinas, sino de la realización de un turismo responsable con el ambiente.

 

 

 

 

 

 

 

Te podría interesar