Noticias | Rodrigo Chaves impone por decreto nuevas disposiciones migratorias en Costa Rica

Rodrigo Chaves impone por decreto nuevas disposiciones migratorias en Costa Rica

Caio

Costa Rica es uno de los destinos principales para  nicaragüenses que escapan de Nicaragua.
Costa Rica es uno de los destinos principales para nicaragüenses que escapan de Nicaragua.

Foto: Oscar Navarrete

Chaves afirma que su país está desbordado por la gran cantidad de migrantes de Nicaragua, Cuba y Venezuela. 

***

Rodrigo Chaves, presidente de Costa Rica, publicó dos decretos que imponen restricciones para los migrantes de Nicaragua, Cuba y Venezuela, que piden refugio. 

El Primer decreto modifica el reglamento de refugio sobre el otorgamiento de permisos laborales y el segundo corresponde a la Categoría Especial Temporal para Personas Nacionales de Cuba, Nicaragua y Venezuela, con el fin de liberar el sistema de refugio, señala el Instituto de Migración de Costa Rica. 

“El primer decreto es una reforma al Reglamento de Refugio, la cual determina que no se otorgarán permisos laborales a las personas solicitantes de forma inmediata, sino que deberán cumplir con el procedimiento interno que establezca la institución y que se comunicará oportunamente”, expone el comunicado. 

Además agrega, que “a quienes ya se les fueron otorgados los permisos, se les renovará solamente si la persona cuenta con la inscripción a la Caja Costarricense del Seguro Social (C.C.S.S)”. 

Migración de Costa Rica informa que toda nueva solicitud de protección internacional deberá ser presentada dentro de un mes natural a partir del día de su ingreso al país sin necesidad de solicitar cita, deberá presentarse personalmente.

“ Para ello, la persona debe venir de su país de origen directamente, en caso de no ser así, deberá justificar las razones por las cuales no solicitó dicha protección en el país en el que se encontraba”. De igual forma reafirma que la persona solicitante de refugio no podrá salir del país y si lo hace pierde la oportunidad. 

Sobre la “Categoría Especial Temporal para Personas Nacionales de Cuba, Nicaragua y Venezuela”, entraría a regir el 1 de marzo del 2023. Esta categoría es creada para “liberar el sistema de refugio, el cual ha sufrido un uso abusivo de la figura que afecta negativamente a las personas solicitantes de refugio”, argumenta migración de Costa Rica. 

Esta institución afirma que “a la fecha, la Dirección General de Migración y Extranjería, ha recibido 222.056 solicitudes de refugio desde el 2018, de ellas 172.689 se encuentran aún pendientes de resolver; igualmente, la institución ha detectado que entre un 80% a un 90% de las personas que solicitan refugio no califican dentro de la definición de esta protección internacional, incluyendo migrantes económicos o que llevan años viviendo en el país y nunca se han regularizado”.

Gonzalo Carrión del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, asegura que el decreto de Chaves provoca preocupación por los alcances que pudiera tener contra los migrantes Nicaragüenses, venezolanos y cubanos. Afirma que  están analizando cuáles serían estos efectos, pero si reciben la noticia con mucha preocupación. 

Por su parte, el periodista Ricardo Somorriba, que estuvo por varios meses en Costa Rica y fue favorecido con la política de migración de Costa Rica que le permitió trabajar durante este tiempo, cree que la decisión de Chaves significa un retroceso del trabajo que se ha hecho en la inserción de las  personas migrantes a la población económicamente activa. 

Antes del decreto, el permiso laboral se otorgaba tres meses después de haber solicitado refugio, ahora, con el decreto, la unidad de refugio de Migración de Costa Rica determinará si entrega o no el permiso laboral, explica Somarriba, quien aplicó a un permiso laboral cuando llegó a Costa Rica.

“Los nicaragüenses que  llegan para insertarse a la economía del país y los permisos facilitan esto. Ahora el migrante no va a poder trabajar y no va a tener recursos para poder vivir en un país donde la vida es cara”, considera Somarriba. 

“La situación de los migrantes podría volverse de mendicidad y los obligaría a regresar a Nicaragua , donde hay una situación de riesgo a su seguridad y vida y los empuja a hacer un retorno no seguro”, visiona el periodista.