Noticias | Se fue el invierno, ahora vienen los frentes fríos y vientos

Se fue el invierno, ahora vienen los frentes fríos y vientos

Caio

Diciembre es conocido como periodo de transición entre invierno y verano, por lo que se presenta algunas lluvias.
Diciembre es conocido como periodo de transición entre invierno y verano, por lo que se presenta algunas lluvias.

Foto: Cortesía

Una vez más llegó el final del invierno y con ello vienen los típicos fríos de fin de año producidos por los frentes fríos. Además, el viento aumenta su velocidad. Sin embargo, aún existe la posibilidad de que ocurran lluvias en varias partes del país principalmente en las zonas húmedas como el norte y las Costa Caribe Sur y Norte.

***

En algunas zonas secas del Pacífico y el Centro de Nicaragua, habría posibilidad de lluvias. Diciembre es conocido por los meteorólogos como el periodo de transición entre el invierno y el verano.

El Instituto Meteorológico de México informó que para la temporada de frentes fríos 2022-2023, que se extiende de octubre de 2022 a mayo de 2023, se esperan 51 frentes fríos.

Los frentes fríos son más de aire seco y frío que se desprenden desde el extremo norte de América y bajan, algunos incluso, afectan el sur de México y Centroamérica, explican meteorólogos del instituto mexicano.

También indican que en octubre hubo cinco frentes fríos, en noviembre seis y para diciembre se esperan ocho. Para enero de 2023 se pronostican nueve, en febrero y marzo siete, respectivamente y en abril y mayo seis cada uno.

Los frentes fríos ocasionarían descenso de temperaturas, fuertes vientos y oleaje en México. El Instituto Meteorológico de México afirma que este año habrá más frente frío que la temporada 2021-2022, cuando hubo 48 frentes fríos.

Por su parte, el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) aún no ha hecho un análisis sobre el comportamiento de los frentes fríos y sus influencias sobre Nicaragua. Esta institución es criticada por producir poco análisis sobre el comportamiento del clima y por brindar información sólo a los medios de propaganda de la dictadura.

Fuertes vientos

Uno de los efectos más notables de los frentes fríos es el aumento de la velocidad de los vientos. Pero no es el único fenómeno meteorológico que aumenta la velocidad del viento. Con la disminución de las bajas presiones en la región del Caribe, las altas presiones hacen su presencia nuevamente.

El Instituto Meteorológico Nacional de Costa Rica (IMN) informó que esta semana un sistema de alta presión o anticiclón, causará resequedad y aumento de los vientos en casi toda Centroamérica.

Desde este momento, las altas presiones, que contienen aire seco y caliente, predominarán más sobre la región.

El Observatorio del Clima, una iniciativa conformada por especialistas en clima, afirman que el sistema de anticiclón causará esta semana ráfagas de vientos ocasionales de 50 kilómetros por hora. Los departamentos afectados por los fuertes vientos serán Madriz, Jinotega, Matagalpa, Estelí, Boaco, Managua, Masaya, Granada, Carazo y Rivas.

Invierno extraño

En 2022, las fuertes y constantes lluvias por casi todo el país iniciaron a mitad de abril. El primer periodo del invierno, de mayo a julio, fue muy lluvioso. A inicios de julio se presentó la primera amenaza para Nicaragua durante la temporada de huracanes. La tormenta tropical Bonnie impactó directamente Nicaragua. Extraoficialmente se contabilizaron cuatro personas fallecidas, aunque el régimen no ha aceptado esa cifra. 

En septiembre se mantuvieron las fuertes precipitaciones, pero al final del invierno, en octubre y noviembre, las lluvias disminuyeron significativamente en comparación al primer periodo de mayo a julio.

El huracán Julia fue el único evento extremo que afectó al país en octubre. Impactó directamente la Costa Caribe Sur y dejó una estela de destrucción en Kukra Hill, Laguna de Perlas y Ciudad El Rama. Aunque en estos lugares no se reportaron muertes.

La dictadura no admitió, otra vez, las muertes que provocó el huracán Julia en otras zonas de Nicaragua. Extraoficialmente se reportaron cinco fallecidos por influencia del huracán.

La NOAA pronosticó que esta temporada habría entre 14 y 20 ciclones tropicales, y se alcanzaron los 14 ciclones.

También se había fijado entre seis  y diez  huracanes y ocurrieron ocho. De esos, entre tres y seis serían huracanes mayores de categoría cuatro o cinco, pero solo dos alcanzaron esa categoría.

La temporada estuvo dentro de los parámetros normales y no fue tan activa como lo pronosticó la NOAA.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) informó que para el próximo año se espera un episodio triple del fenómeno de La Niña, esto quiere decir, que las proyecciones para el próximo invierno será que sea intenso para nuestra región.