Noticias | Huele a reactivación de minería en Crucitas

Huele a reactivación de minería en Crucitas

Onda Local

El presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, realizó un amplio recorrido por las zonas afectadas por la actividad minera ilegal, en Crucitas
El presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, realizó un amplio recorrido por las zonas afectadas por la actividad minera ilegal, en Crucitas

Foto: Casa Presidencial de Costa Rica

Cuando el río suena, piedras trae. Un recorrido realizado por el presidente de Costa Rica, Rodrigo Chaves, al sector de Crucitas y el anuncio de un proyecto de ley para autorizar la explotación de oro, han reactivado la posibilidad de concretar la explotación minera en la zona.  

El diputado de Liberación Nacional (PLN), José Joaquín Hernández, anunció que presentará un proyecto de ley para autorizar la explotación de oro en Crucitas, norte de Costa Rica. El anuncio ocurre tres días después de la visita del presidente a la zona de Crucitas donde constató la continuidad de la actividad ilegal de sustracción de oro.

“El problema de Crucitas no ha terminado. Muchos de los obreros ilegales se fueron para el lado norte del río San Juan que se llama Reserva Indio Maíz (sureste de Nicaragua). Si el Gobierno de Nicaragua aprieta ahí para que el oro lo extraigan otras personas, se van a devolver, aquí hubo 5 mil, esto hay que arreglarlo”, dijo Chaves en un video publicado en la página de Facebook de la Casa Presidencial de Costa Rica.   

El mandatario y la delegación que le acompañó no especificaron cómo arreglarán el problema, pero coincidieron en que se trata de un problema social, económico y ambiental que requiere una solución integral de los poderes Ejecutivo y Legislativo, así como del gobierno local y pobladores de la zona.

‘’Hay que tomar todos los factores. Tenemos que proteger al pueblo de Crucitas, a todos los Costarricenses, a nuestro medio ambiente y a nuestros recursos minerales y recursos naturales, no podemos seguir en el abandono”, dijo Chaves.

El presidente visitó Crucitas 13 meses después de que Costa Rica ganara un arbitraje internacional con el cual la empresa minera canadiense Infinito Gold pretendía una indemnización por $400 millones, debido a la cancelación del proyecto minero durante el gobierno de Óscar Arias.

La Federación Costarricense para la Conservación (Fecon) observa ‘’señales” sobre una posible reactivación de un megaproyecto minero en esa finca, con todo y los riesgos ambientales señalados en la sentencia del 2010 que se trajo abajo la concesión a Infinito Gold, dice una publicación del Semanario Universidad

Una de estas señales es el anuncio del proyecto de Ley mencionado por el diputado Liberación Nacional (PLN), José Joaquín Hernández. “Está claro que lo de Crucitas produce un daño económico, social y ambiental y debe resolverse lo más rápido posible’’, aseguró.

El legislador insistió: ‘’La solución está aquí en este Congreso, aprobando una ley que autorice la explotación de oro en forma específica para la zona de Crucitas, aplicando las mejores prácticas con sostenibilidad ambiental, y que la riqueza del oro le quede al país, así como a los cantones vecinos’’.

“Todo lo que ocurre ahí en Crucitas es un mal negocio para el país, pero un gran negocio para unos pocos que ilícitamente disfrutan de esta inacción por parte de las autoridades competentes”, agregó el diputado.

El 16 de octubre de 2017, Onda Local hizo un recorrido por Crucitas y pudo constar al menos 25 puntos de extracción minera ilegal realizada por guririseros o coligalleros nicaragüenses y costarricenses.  

Minería artesanal en Crucitas, punta de lanza para explotación industrial

Jeffry López, del Sistema de Información Cultural de Costa Rica (DITSO), entrevistado en 2017 por Onda Local, dijo: “Nos toma por sorpresa este nuevo ciclo minero (minería artesanal)… lo vemos como punta de lanza para el inicio de una nueva fase para la explotación minera. En la opinión pública costarricense se ha instalado la necesidad del desarrollo de una minería responsable, empresarial”.

La explotación minera artesanal en Crucitas ha sido el pretexto de empresarios para decir que se debe pasar de una explotación irresponsable a una que pague impuestos y vele por el medio ambiente”, alertó López.

La Fundación del Río (FDR) ha señalado que la explotación minera en Crucitas tendría graves impactos en el río San Juan. ‘’Hablar de Crucitas es hablar de Río San Juan, porque su cuenca no está dividida por una frontera, ya que se alimenta de ríos costarricenses y nicaragüenses. Cuando hablamos de esa zona tenemos que pensar siempre en la binacionalidad, lo que se haga a un lado afecta al otro. Hay que trabajar para implementar propuestas que contribuyan a la estabilidad en esa zona, que debería ser de paz y no de conflictos”, señaló un funcionario de la FDR.