Deportes | Serbia defiende su título en el Campeonato Mundial de Voleibol Femenino

Serbia defiende su título en el Campeonato Mundial de Voleibol Femenino

Bogdan

Serbia consiguió su segundo trofeo de manera consecutiva en el Campeonato Mundial de Voleibol, luego de vencer a Brasil en tres sets (26-24, 25-22, 25-17).
Serbia consiguió su segundo trofeo de manera consecutiva en el Campeonato Mundial de Voleibol, luego de vencer a Brasil en tres sets (26-24, 25-22, 25-17).

Foto: Volleyball World Championship

La selección femenina de voleibol de Serbia logra llevarse el virreinato del Campeonato Mundial, luego de vencer en sets corridos (26-24, 25-22, 25-17) a Brasil en la noche holandesa de Apeldoorn.

***

En la pasada edición, albergada en Japón y realizada en el año 2018, Serbia conseguía su primer título en el torneo luego de vencer en la final a Italia. La selección de China, otrora campeona de las ediciones de 1982 y 1986, se llevaba a casa la medalla de bronce.

Serbia, en el presente 2022, logró el segundo título de su historia, y mantuvo en siete el número de monarcas distintas de este campeonato mundial de voleibol; que tuvo su primera edición en el año 1952, en la extinta URSS (Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas).

Rusia con siete títulos (cinco de ellos bajo el nombre de la URSS), Japón y Cuba con tres, China y Serbia, ambos con dos, además de las selecciones de Estados Unidos e Italia, con un campeonato cada uno, son las únicas siete naciones que están presentes en el palmarés de este torneo que se celebra cada cuatro años.

La defensa de un título jamás perdido

El grupo C era el destinado para que la selección de Serbia iniciara a redactar su reencuentro con la gloria luego de haberlo hecho hace cuatro años. En un grupo conformado por los Estados Unidos, Canadá, Alemania, Bulgaria y Kazajistán, Serbia fue más que superior.

En 17 sets jugados en los cinco partidos disputados, las dirigidas por el italiano Daniele Santarelli, solamente perdieron dos contra Bulgaria, en un encuentro que se fue al máximo de cinco sets. La susodicha batalla contra las europeas, fue la única complicada para las serbias, ya que a cada uno de los otros cuatro contrincantes de su grupo, logró vencerlos cómodamente en sets corridos.

Serbia logró llevarse el bicampeonato de manera invicta, y habiendo perdido apenas cinco sets en los 12 partidos que disputó. Fotografía: Página oficial del Volleyball World Championship.

Para la segunda fase, las europeas vestidas de rojo, continuaron con su racha que rozaba la perfección, luego de no caer en doce sets seguidos, ante las selecciones de Polonia, Tailandia, República Dominicana y Turquía. El récord de Serbia mejoraba de un 5-0 a un 9-0.

Campeona invicta

La última fase iniciaba con los cuartos de final, en donde los equipos de Serbia y Polonia se veían las caras nuevamente. Como si las polacas hubiesen diseñado un plan maestro para acabar con el buen momento de su oponente, el duelo se fue al máximo de cinco sets.

Lamentablemente para las apodadas como las “Águilas”, el plan que diseñaron tenía una falla, estaban ante la presencia de una diosa imbatible que tomó forma de equipo de voleibol. 16-14 finalizaba este frenético partido y Serbia avanzaba a las semifinales del campeonato mundial.

Estados Unidos, quien ya sabía lo que era enfrentarse a Serbia, era la selección que buscaría aguarle la fiesta a las campeonas de la edición pasada; pero cuatro sets fueron más que suficientes para derrotar a las norteamericanas y confirmar el pase de las “Águilas Blancas” a la gran final del sábado 15 de octubre.

La selección de Brasil sucumbió ante Serbia en la gran final, y no pudo ganar ningún set en el encuentro. Fotografía: Página oficial del Volleyball World

Brasil era la última selección que se interponía entre la imbatibilidad, el bicampeonato y Serbia. Las cariocas llegaban a esta final con solamente un partido perdido en el torneo, ante Japón, y luego de vencer a Italia en las semifinales.

Serbia, hizo en la final lo único a lo que la fanaticada se acostumbró a ver en la duela, desde su debut ante Canadá el 25 de septiembre, poderío y dominio total por sobre sus contrincantes. La gran final se definía en tres sets, y pasada las nueve de la noche en Holanda, Serbia se consagraba con el virreinato en el Campeonato Mundial de Voleibol Femenino.

Tijana Boskovic, capitana de la representación de Serbia en el campeonato, obtuvo 24 puntos en la final y se llevó el reconocimiento de mejor jugadora de este encuentro. De esta manera, en ediciones consecutivas las Águilas Blancas se llevan los máximos honores de este campeonato mundial, que reúne a las mejores selecciones en la disciplina del voleibol cada cuatro años.