Noticias | Los datos del Banco Central sobre las remesas que buscan invisibilizar la verdad sobre Nicaragua

Los datos del Banco Central sobre las remesas que buscan invisibilizar la verdad sobre Nicaragua

Elen

Los ingresos por remesas familiares en Nicaragua registrados entre enero y septiembre de 2022, tuvieron un crecimiento del cinco por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado, ya que según el Banco Central de Nicaragua (BCN) en el 2021 los nicaragüenses recibieron un total de 1,557.3 millones de dólares y en lo que va de 2022 han recibido 2,258.4 millones de dólares.

Este incremento en las remesas familiares es un reflejo de la migración masiva de nicaragüenses, coinciden diversos actores.

Uno de los cientos de casos existentes es el de Marvin Martínez, quien desde hace cuatro meses recibe remesas de su esposa Verónica. El salario de Martínez como guarda de seguridad ya no es suficiente para poder cubrir los gastos del hogar. “Mi esposa tomó la decisión de emigrar a España, porque la situación aquí está bien difícil y lo que yo gano como guarda de seguridad no es suficiente. Entonces ella me dijo que se iba y yo me quede con nuestros dos hijos y vamos a ver si más adelante nos vamos nosotros también” relató. 

Verónica envía desde España entre 200 ó 300 dólares al mes, para completar los gastos de su hogar, lo que es empleado para “terminar de ajustar el costo la universidad de los chavalos y para sus pasajes”.

En concepto de remesas familiares, a Nicaragua ingresan unos 250 millones al mes en concepto de remesas según detalló el BCN. Los principales países de origen son: Estados Unidos con un 78.8 por ciento del total, Costa Rica con un 7.7 %, España con 7.5 %, Panamá con 1.8%, y Canadá con 1.0%, por enumerar los principales sitios de origen del dinero. 

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la migración beneficia a los países, debido a que las remesas incrementan los ingresos de los hogares, de las comunidades locales y de las economías nacionales. “Estas remesas incrementan las economías nacionales, en particular de mediano a largo plazo y pueden reducir la desigualdad de los ingresos”, explicó el organismo.

En una nota periodística DW deja planteada la duda sobre los datos suministrados por Banco Central, porque efectivamente las instituciones subordinadas el régimen Ortega Murillo no tiene independencia. En ese sentido los datos publicados por el BC hablan de un país que camina exitosamente por la vía del progreso económico, mientras se oculta las historias del desplazamiento forzado, el desplome de la democracia y el drama tras la represión del régimen en contra de la ciudadanía nicaragüense.