Noticias | Situación de pueblos indígenas tuvo eco en Consejo de DDHH de la ONU

Situación de pueblos indígenas tuvo eco en Consejo de DDHH de la ONU

Ulises

Pobladores de la comunidad indígena de Wilú en el territorio mayangna Sauni As, durante el funeral de Martiniano Macario, asesinado por colonos en el cerro Kimakwas el 4 de octubre del 2021.
Pobladores de la comunidad indígena de Wilú en el territorio mayangna Sauni As, durante el funeral de Martiniano Macario, asesinado por colonos en el cerro Kimakwas el 4 de octubre del 2021.

Foto: Cortesía/ Líderes Indígenas

La situación que viven los pueblos indígenas de la costa Caribe nicaragüense, fue incluida entre las denuncias hechas este jueves 15 de diciembre, ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, por 34 organizaciones tanto nacionales como internacionales, alrededor de la violación sistemática de los derechos fundamentales de los nicaragüenses por parte del régimen Ortega-Murillo.

Las demandas fueron expuestas a través de una declaración conjunta durante el “Diálogo Interactivo con el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos sobre Nicaragua”. 

Aunque la principal petición fue renovar por dos años el mandato del Grupo de Expertos en Derechos Humanos sobre Nicaragua, para que continúe investigando exhaustivamente las violaciones cometidas por la dictadura desde abril de 2018; la declaración hizo también énfasis en las vejaciones a las que en los últimos años han sido sometidas las poblaciones indígenas principalmente del Caribe norte.

“Los pueblos indígenas de la costa Caribe norte siguen expuestos a ataque generalizados por los colonos armados en sus territorios, con 90 ataques documentados desde 2018, incluyendo 32 asesinatos” reseña en parte la declaración.

Petición resonó en países de la Unión Europea 

Varios países de la Unión Europea, en el pleno del consejo de la ONU, respaldaron las demandas hechas por las organizaciones sobre la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua desde 2018, he hicieron alusión puntual a la situación de los pueblos indígenas de la costa Caribe. 

La representante de Alemania refirió que “nos preocupan los ataques contra los indígenas en Nicaragua, la falta de protección de sus derechos y la impunidad por los crímenes cometidos contra ellos”, añadió que también a su país le causa preocupación conocer como las comunidades indígenas son forzadas a abandonar sus hogares ancestrales y que además se les niega el acceso a la educación, a la alimentación y otros recursos esenciales. 

La embajadora alemana ante la ONU instó al gobierno nicaragüense a que cumpla sus obligaciones internacionales, a la vez que preguntó al Alto Comisionado: “ante la falta de progreso de que nos hablan a la hora de cumplir las obligaciones por parte de Nicaragua, ¿cómo podemos ayudar a los pueblos indígenas?

Por su parte el representante de Suiza enfatizó que “denunciamos firmemente las violaciones de los derechos de los pueblos indígenas y afrodescendientes”.

Por otro lado, la representación de Francia aludió a la situación presentada en noviembre pasado en el contexto de las votaciones municipales en el municipio de Waspan. 

Luego de las votaciones del 6 de noviembre pasado, integrantes del partido indígena Yatama, que organizaban una movilización para protestar por el despojo de algunas municipalidades, fueron impedidos de ingresar a sus propias oficinas las que fueron tomadas por la policía orteguista, lo que generó un ambiente de asedio y tensión entre los pobladores de ese municipio caribeño.

Alto Comisionado responde

Volker Türke, Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, se refirió a los puntos medulares de la declaración conjunta sin dejar de un lado la referencia al problema de los pueblos indígenas, recordando que dicha problemática ha sido aludida también en diferentes informes. 

“Efectivamente recomendamos que se complete el procedimiento de restauración de devolución de tierras indígenas ocupadas por personas no indígenas, colonos no indígenas, y que es contraria al texto de la convención sobre los derechos de los pueblos indígenas” aseguró.

El funcionario de la ONU advirtió además que “no se nos ha hablado de progresos de parte del Estado en las investigaciones sobre ataques y muertos a los pueblos indígenas en la costa Atlántica”.

A la vez hizo un llamado a las organizaciones que apoyan a los pueblos indígenas, para que a través de sus distintos proyectos contribuyan a salvaguardar sus derechos humanos y “que se desplieguen esfuerzos sostenidos de manera más amplia para instar a Nicaragua a que tome medidas urgentes a fin de demostrar su compromiso con los derechos humanos, el imperio de la ley y la democracia”. 

Por otro lado, el Alto Comisionado se refirió a la falta de información pública actualizada y la falta de acción del gobierno de Nicaragua a la hora de proporcionar información a las instancias de la ONU que le dan seguimiento al cumplimiento de los derechos humanos.

El funcionario advirtió que “es imperante que nos aseguremos de que haya apertura y voluntad de interactuar con nosotros, con la oficina de mecanismo especial y este consejo, a fin de ver cómo podríamos apoyarles en esta difícil fase en la que se encuentra el país”.

“No hay que obviar la realidad de los pueblos indígenas”

Wari, un defensor y activista indígena, celebró el hecho de que se le diera voz a los pueblos indígenas de la costa Caribe en la resolución ante del Consejo de la ONU, porque es importante no solo visibilizar la situación que se vive en el pacífico de Nicaragua, sino en otros puntos vulnerables del territorio nacional, como es la costa Caribe norte.

“Nuestro objetivo es que se mantenga el escrutinio internacional y que se esté monitoreando la situación general de Nicaragua, pero que no obvien la situación de las comunidades indígenas, porque a veces en esos mecanismos, si no participamos, solo hablan de los presos políticos, que está muy bien, pero hay que hablar también y mencionar la situación crítica que viven las comunidades indígenas”, demandó el activista indígena.

Dijo además que, si se hace un análisis estructurado de las afectaciones que se desencadenan como consecuencia de las violaciones que sufren los pueblos indígenas, se puede ver que los derechos cercenados son muchos. 

“Por ejemplo el despojo de territorios no solo afecta físicamente el hecho de perder el espacio geográfico; implica muchas más afectaciones a nuestra cultura, nuestros medios de vida, nuestro sistema de salud comunitaria, nuestro sistema de alimentación, de obtención de recursos de ese mismo bosque”, argumentó.

También advirtió que otro aspecto que agrava el asunto es el desplazamiento pues muchos indígenas, dadas las amenazas y la invasión de colonos, se ven obligados a abandonar sus comunidades.  “Muchas comunidades ya están desapareciendo porque ya no tienen acceso a sus parcelas”, lamentó.

Finalmente dijo que lo más grave y doloroso es el exilio y los asesinatos de los que son víctimas las familias indígenas de las comunidades que son invadidas por colonos armados para despojarlos de sus tierras.

ONU reitera invitación al gobierno de Nicaragua

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos enfatizó que la instancia que tutela está abierta al diálogo: “Quisiera subrayar que mi oficina ha estado y sigue estando abierta al diálogo y la cooperación con el gobierno de Nicaragua. Tenemos un mandato global de promover y proteger los derechos humanos”. 

El funcionario reveló que el 7 de diciembre pasado en carta enviada al Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua “les invité a que nos reuniéramos” y reiteró “así que invito a las autoridades del gobierno de Nicaragua que cooperen tanto con mi oficina, como con procedimientos especiales de este consejo y con los órganos de tratados de Naciones Unidas”, finalmente dijo que “este consejo es un foro de gran valor, un espacio de dialogo para el debate de propuestas que contribuyen a superar la crisis persistente que afecta al país desde el 2018”.

 

Te podría interesar