Noticias | Artesanos de Madriz forzados a labores agrícolas ante dificultades para comercializar sus productos

Artesanos de Madriz forzados a labores agrícolas ante dificultades para comercializar sus productos

C. Onda Local

Los talleres de artesanías en zonas de Madriz pasan por un mal momento ante la ausencia total de turistas extranjeros y la falta de organización de ferias.
Los talleres de artesanías en zonas de Madriz pasan por un mal momento ante la ausencia total de turistas extranjeros y la falta de organización de ferias.

Foto:

Talleres tradicionales ubicados en los municipios del departamento de Madriz que elaboran artesanías con fécula de pino, madera, bambú, piedra, arcilla y otros materiales, atraviesan por una grave crisis de comercialización de sus productos.

Muchas piezas artesanales se encuentran amontonadas desde hace más de un año en viejos estantes de madera o en cajas de cartón en bodegas improvisadas en sus hogares, esto porque la comercialización de sus productos ha caído debido a la falta de organización de ferias públicas o festivales que antes llevaban a cabo las alcaldías y el Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR) en este departamento. También por la ausencia total de turistas extranjeros que eran la principal fuente de compra.

La situación descrita anteriormente ha obligado a los dueños y trabajadores de los talleres de elaboración de piezas artesanales, a retomar labores agrícolas en las parcelas de tierras de sus comunidades en su gran mayoría ubicadas en los pueblos indígenas de Telpaneca, Totogalpa, San Lucas entre otras comunidades.

Le puede interesarApicultura: un negocio que “endulza” y contribuye a la economía de una familia de Diriomo

Se estima que en el departamento de Madriz existían almenos 50 talleres de artesanía que trabajaban diferentes materiales. Foto:Cortesía

"Ya nada es igual", señala artesana

En años anteriores en la comunidad indígena de Lomas Panda, ubicada en el municipio de San Lucas, una familia de cuatro hermanas dueñas de un pequeño taller familiar, acostumbraba a elaborar a mano más de 30 piezas de barro al mes, esta actividad le generaba alrededor de 500 dólares mensuales.

En la actualidad eso ya no ocurre pues esta familia de artesanas no tiene espacios donde ofrecer sus productos ni personas que se lo compren.Veo que han vuelto a la vieja actividad del campo, sembrar maíz, frijoles y millón, dijo un vecino del lugar que prefirió no identificarse.

Lo mismo le ocurrió a unas artesanas de la comarca El Capulín en Totogalpa, ellas elaboraban petates de tule para comercializarlos en las ferias y en otras actividades públicas. 

Ahora andan ahí sembrando maíz y frijoles, porque ya hacer y vender piezas de artesanías dejó de ser un negocio, expresó una joven que dijo ser pariente cercana de ambas señoras quién agregó que sus familiares no brindarían declaraciones para evitar represalias.

Una de las actividades que en años anteriores eran aprovechadas por los dueños de talleres de artesanías de Madriz para vender sus productos era el aniversario de la creación del departamento de Madriz, el cual se llevaba a cabo cada 11 de noviembre, sin embargo, en los últimos cinco años las actividades propias de la fecha ya no se realizan. 

Todo se ha caído aquí, desde hace unos cinco años ya nada es igual, antes nuestros productos se movían porque venían decenas de turistas extranjeros, ahora los únicos que vienen son nacionales que no compran nada. En la actualidad tampoco se organizan ferias como antes, solo son pura campaña política, aseveró Martha José Espinales, quien era propietaria de un taller de artesanías de madera ubicado en Mozonte y que recientemente cerró por la falta de compradores.  

Te podría interesar