Noticias | Decretan Estado de Excepción en el Salvador tras ola de asesinatos

Decretan Estado de Excepción en el Salvador tras ola de asesinatos

Odette

Captura de 66 pandilleros en Soyapango, responsables de múltiples crímenes y delitos registrados en el país, durante las últimas horas.
Captura de 66 pandilleros en Soyapango, responsables de múltiples crímenes y delitos registrados en el país, durante las últimas horas.

Foto: Facebook / Policía Nacional Civil El Salvador

El Congreso Salvadoreño decretó el domingo estado de excepción, como una forma de mitigar los asesinatos ocurridos desde el viernes pasado en el país. Este 28 de marzo, la Policía Nacional Civil de El Salvador reportó el arresto de al menos 600 personas acusadas por distintos delitos, “entre los detenidos están los pandilleros señalados como autores intelectuales de las agresiones en contra de la población”, señala un comunicado de prensa.

La medida de Estado de Excepción puede ser declarada por el gobierno de un país en situaciones especiales como un mecanismo de defensa que se encuentra contemplado en su marco legal. En el caso de El Salvador, el presidente Nayib Bukele, se amparó en el artículo 29 de la Constitución de su país, el cual establece la suspensión de garantías constitucionales en caso de "guerra, invasión del territorio, rebelión, sedición, catástrofe, epidemia u otra calamidad general, o de graves perturbaciones del orden público".  Hasta el momento, dio a conocer que esta medida será adoptada durante 30 días.

En el decreto se señala, que la Asamblea Legislativa aprobó restringir durante este tiempo las garantías establecidas en los artículos 7, 12, 13 y 24. Con esta medida, algunas de las consecuencias señaladas por el medio de comunicación salvadoreño El Faro, son las siguientes:

  • El régimen de excepción aprobado suspende el derecho a la libertad de reunión y asociación, el derecho a la defensa, con lo que se restringe que el detenido sea informado de la razón de su detención y tenga derecho a un abogado defensor y a las garantías del debido proceso. 
  • Se suspende el derecho a la inviolabilidad de la correspondencia e intervención de las comunicaciones sin que sea necesaria una orden judicial.
  • Amplía el plazo de detención administrativa, autoriza a que la Policía Nacional Civil detenga a cualquier persona que considere sospechosa sin tener evidencia que lo respalde. El decreto no estableció por cuánto tiempo se amplía el plazo de detención administrativa, sin embargo, la diputada Suecy Callejas compartió en su cuenta de Twitter que se trata de 15 días. 
  • La entradas y salidas en el país como la libertad de expresión no fueron parte de las restricciones, como habían sugerido antes de la plenaria algunos diputados.

A través de sus redes sociales, Nayib Bukele agregó que con el Estado de Excepción la vida continúa “normal” para la mayoría de personas, no se suspenderá los servicios religiosos, eventos deportivos, comercio y estudios. “A menos que usted sea pandillero o las autoridades lo consideren sospechoso. Sin embargo, sí habrá algunos cierres focalizados y temporales en algunas zonas”, escribió.

Según cifras oficiales obtenidas por medios locales, el viernes 26 de marzo se registraron 14 homicidios y el sábado 26 de marzo fue catalogado como el día más violento de El Salvador, se registró 62 homicidios en 12 de los catorce departamentos del país. Según El Faro, “la cifra más alta desde 2002. La última alza abrupta (57 homicidios en un día, según datos oficiales) ocurrió el 15 de agosto de 2015”.

En 2020, El Faro publicó una investigación donde “obtuvo cientos de páginas de informes de inteligencia penitenciaria y libros de novedades de dos cárceles de Máxima Seguridad, que prueban encuentros del director de Tejido Social, Carlos Marroquín, y del director general de prisiones, Osiris Luna, con líderes pandilleros”.

Te podría interesar