Noticias | Casos de diabetes crecen a un ritmo alarmante en Nicaragua

Casos de diabetes crecen a un ritmo alarmante en Nicaragua

Caio

La abundancia de comida rápida y el sedentarismo son los principales factores de aparición de la diabetes tipo 2.
La abundancia de comida rápida y el sedentarismo son los principales factores de aparición de la diabetes tipo 2.

Foto: Pixabay

Si revisamos nuestros hábitos de vida, podemos prevenir la diabetes. 

***

Las estadísticas del Ministerio de Salud de Nicaragua (Minsa) demuestran que los casos de diabetes están creciendo a un ritmo alarmante. En 2017 se registraron 96, 278 casos de diabetes. Solo en el primer semestre de 2022, es decir de enero a junio, se reportaron 132,912 casos. 

La diabetes es una enfermedad crónica que altera la forma en que nuestro cuerpo convierte los alimentos en energía. Se conocen tres tipos. La diabetes Tipo 1 provoca que el cuerpo no produzca suficiente insulina. La insulina controla los niveles de glucosa o azúcar en la sangre. De ahí depende la energía para que nuestro cuerpo funcione. Cuando esto se altera el cuerpo empieza a tener muchos problemas. 

Los números en el Mapa de Salud del Minsa muestran que desde el 2017 hasta el 2022, los casos de diabetes siguen aumentando. La diabetes se sitúa en la segunda enfermedad crónica más común en Nicaragua, superada solo por la hipertensión arterial. 

De 2017 al primer semestre de 2022, la diabetes se mantiene dentro de las tres primeras causas de fallecimientos en Nicaragua. En 2022, 2021, 2020 y 2017, la diabetes fue la cuarta causa de hospitalización en Nicaragua. 

 

Vida con privaciones

De los tres tipos de diabetes, la Tipo 2 o diabetes mellitus es la más común en la población mundial, afirma la Organización Mundial de la Salud (OMS) En Nicaragua no es diferente. 

La propagación de este tipo de diabetes está relacionada al aumento en los casos de sobrepeso y la falta de actividad física, asegura la OMS. 

Octavio Saldaña, de 65 años, fue diagnosticado en 2009 con diabetes Tipo 1. Su vida es de privaciones. “Estoy perdiendo la vista, ya no tengo la misma fuerza para cargar cosas, soy vulnerable porque hasta la picadura de un insecto me provoca popas en la piel, que cuando revientan cuesta que sanen. En la parte sexual también estoy afectado. Pierdo peso y masa corporal”, menciona Saldaña. 

También ha limitado lo que come. “Ya no como arroz como comía antes, igual los frijoles y todos aquellos carbohidratos que generalmente consumimos. Ni siquiera cualquier fruta”, expresa Octavio. 

La diabetes Tipo 1 provoca que el cuerpo necesite casi todos los días dosis de insulina sintética. La OMS asegura que este tipo de diabetes es menos frecuente que la Tipo 2, pero, aún no se sabe cómo prevenirla ya que aparece por un error de nuestro sistema autoinmune.  

Saldaña resalta que muchos se resisten a aceptar que tienen diabetes precisamente para no privarse de cosas como la comida. “Te afecta mucho la parte psicológica. Tuve amigos que murieron por no aceptar que eran diabéticos”, afirma. 

Explica que tener diabetes es caro. La insulina sintética y las jeringas para inyectarse, se la dan en los centros de salud público. Sin embargo, sabe que, en las farmacias, la insulina es cara. En Nicaragua hay dos tipos de insulina que son más usadas, la insulina NPH y la insulina cristalina. En las farmacias el frasco de 10 cc de insulina NPH se cotiza en 226 córdobas y la insulina cristalina en 247 córdobas. Cada frasco contiene al menos 10 unidades de insulina.  

Al precio de la insulina hay que agregar el costo de las jeringas, se necesita una por cada puesta de insulina.  

La enfermedad de la sociedad de consumo

El epidemiólogo Leonel Argüello, afirma que la diabetes, en sus tres tipos, es una enfermedad que ha venido creciendo en los últimos años. Asegura que en un estudio realizado a inicios de los 2000 por el Minsa, reflejó que 13 de cada 100 nicaragüenses tenían algún tipo de diabetes. 

Actualmente, por cada 10 mil nicaragüenses hay 285 personas con diabetes, según el Mapa de la Salud del Minsa. 

Según datos de la OMS, la tasa de muertes por diabetes por cada 100 mil habitantes en Nicaragua está creciendo. Cifras de la OMS muestran que en el año 2000 la tasa de muertes por diabetes era de 35 personas por cada 100 mil nicas. En 2019, esta cifra aumento a 44.6 muertes por cada 100 mil habitantes. Eso ubica a Nicaragua entre los países latinos con una tasa media-alta de muertes por diabetes, según la OMS. 

Argüello afirma que lo que ocurre con esta enfermedad es preocupante. Nunca se habían visto tantos casos a nivel mundial, y sobre todo en Latinoamérica. Estos dos hábitos se vuelven factores de riesgos: comer comida poco saludable y el sedentarismo. “La gente camina menos y come más. Por ejemplo, en Nicaragua, la gente por cinco cuadras toma una motito”, afirma el especialista. 

El aumento de la diabetes ocurre en varios países, no importa si son ricos o empobrecidos, afirma Argüello. Por ejemplo, Haití, el país más empobrecido de América, ocupa la cuarta posición con más fallecidos por diabetes, según la OMS. En el mundo hay 422 millones de personas con diabetes, de acuerdo con la OMS. 

Gaseosas y comidas rápidas

El consumo de bebidas gaseosas como Coca Cola y otras marcas reconocidas de refrescos con mucho contenido de azúcar aumentan la probabilidad de desarrollar  diabetes.

Nunca antes hubo tanta disponibilidad de comida rápida que también tiene altos contenidos de azúcar añadida. Las fritangas, meneitos, panes dulces y otras comidas rápidas de obtener, nos podrían llevar a padecer diabetes si no reducimos su consumo y si tampoco aumenta nuestra actividad física, explica Argüello. 

La genética es un factor de riesgo para padecer diabetes, pero la obesidad y el sedentarismo son los principales factores de riesgo actualmente. 

 

Te podría interesar