Deportes | La tercera fue la vencida para una Nicaragua histórica que se clasificó al mundial

La tercera fue la vencida para una Nicaragua histórica que se clasificó al mundial

Cristopher Mendoza Jirón

Se han preguntado ustedes de dónde salió la frase, “a la tercera es la vencida”. Con frecuencia observamos que el número tres tiene una gran carga de simbolismo, particularmente para aquellas situaciones que implican generar oportunidades.

En una búsqueda rápida por el internet encuentro que todo surgió entre los siglos XVI y XVII, como una forma de administración de justicia del ámbito del derecho penal, que establecía que las personas que cometían robo en tres ocasiones, se les impondría la pena de muerte. Otro relato, también en internet, sostiene que la frase, fue inspirada en una antigua ley inglesa, que perdonaba la vida a aquellas personas que sobrevivieron a ser colgado tres veces.

En un ámbito de más familiaridad, en la lucha libre, gana el que obliga a poner espaldas planas en la lona a su oponente durante un conteo de tres. En el cuento de los cerditos, el lobo feroz tiene tres oportunidades para probar una buena chuleta. Y hasta en nuestra cotidianidad, no sé por qué tendemos a dar tres oportunidades casi para todo; freses como “a la cuenta de tres te quiero aquí”, “en tres minutos llego”, “si fallás tres veces a clases perdés el derecho de nota”, entre otras que ustedes podrán recordar, nos indican que el conteo de tres está bien presente en nuestras vidas.

Pero nunca antes, al menos en el plano deportivo, la cuenta de tres tuvo tanto significado para Nicaragua; y ocurre en lo que es conocido como su deporte rey, el beisbol, que dicho sea de paso, el conteo a tres tiene gran relevancia como en ningún otro deporte.

En el beisbol, cada entrada finaliza con la caída del tercer out, un ponche ocurre luego de tres strikes, se recorren tres bases antes de anotar carreras, la cancha tiene forma de diamante que define tres sectores de juego en el infields (tres bases) y outfield (jardín izquierdo, central y derecho) y si multiplicamos tres por tres, nos da la cantidad de jugadores que cada equipo debe tener en el terreno de juego.

Todo esto se los he contado porque curiosamente, este miércoles quedó grabado en la historia de Nicaragua, porque el equipo nacional se ha clasificado al Clásico Mundial de Beisbol, a realizarse en Miami durante el tercer mes de 2023 (entre 11 y 15 de marzo) fechas en las que los nicas disputarán duelos ante las escuadras de Israel, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela, correspondiente al grupo D, de este prestigioso torneo.

Definitivamente que la tercera es la vencida, puesto que Nicaragua lo había intentado en dos oportunidades sin éxito. Primero en Panamá en 2012, cayó en los dos partidos disputados; 8x1 ante Colombia y 6x2 ante Panamá.

En 2016 en Mexicali, Nicaragua tuvo balance de 2 victorias y 2 derrotas. En el primer encuentro venció 4x5 a Alemania, cayó derrotada 0x11 ante México, venció 7x6 a República Checa y el duelo por la clasificación sucumbió por paliza de 1x12 ante México.

En esta ocasión (2022), nuevamente en Panamá, Nicaragua cayó 4x1 ante Brasil, venció a Pakistán 0x12, sufrió pero ganó 5x6 ante Argentina y finalmente venció a Brasil en un duelo de revancha que significó el que Nicaragua hizo valer la frase de “la tercera es la vencida”, clasificando al Clásico Mundial y curiosamente haciendo tres carreras en el partido de clasificación y ganando los últimos tres partidos en fila.

El grupo dirigido por Sandor Guido, que actuó en sustitución de Marvin Benard, conquistó el último de los 16 boletos disponibles con el histórico triunfo ante Brasil de 3 carreras por 1, que es también una curiosidad que sea la misma cifra en el balance de victorias y una derrota para el equipo nacional en este evento.

 

Te podría interesar